domingo, diciembre 31, 2006

Propósitos para el 2007

Hace años que acostumbro a escribir por fin de año unos deseos a alcanzar en el año que empieza. Es ya para mí como una tradición que mantengo siempre, aunque evidentemente, mis deseos, casi nunca se cumplen. En parte, porque son en muchas ocasiones metas inalcanzables y que dependen muy poco de mi. Desear que la suerte "me" acompañe es solo un ejemplo de mi propio absurdo.

Pero el año pasado, en uno de esos momentos de cordura brillante tan escasos en esta vida, decidí cambiar "Deseos" por "Objetivos". Y la Magia de las Palabras es tal que ese simple cambio permitió que, por primera vez, alguna de esas metas fuese alcanzada, acariciada o al menos mimada por mis buenas intenciones.

Y es por eso que este año me dediqué a sonreír más, pero también a llorar más, sin miedo, para aprender al tiempo a reírme de mis lágrimas. Me esforcé por ser aun más sincera, perder el miedo y la vergüenza ante los demás, pero también ante mi misma, para poder ser sincera también conmigo, con mis sentimientos, mis deseos y mis ideas. Y por último, en esa búsqueda de la felicidad y la realización personal, meta supongo a la que en última - o en primera - instancia aspiramos todos, me exigí volver a escribir. Algo a lo que en parte me ha llevado a crear este pequeño blog, aun a pesar de mis ausencias y desactualizaciones (lo que en este 2007 intentaré reparar claro)

Hoy, a las puertas del año que empieza y segura tanto de los Objetivos a mantener, como de los nuevos, quisiera compartir con vosotros dos poemas de la maravillosa Berna Wang, aparecida ante mis ojos, hace realmente muy poco, para llenarme con sus palabras de Sueños, Deseos y Esperanzas... pero también de Objetivos. Solo decir que el segundo se lo dedico, además de a mi misma claro, a una persona especial y también amiga a la que aquí llamaré Dr. Caligari. Sin más, un besazo a todos, espero que os gusten y Feliz 2007, año en el que espero se cumplan todos vuestros Deseos, pero sobre todo, vuestros Objetivos.


Ayer
Anhelaba dormir con alguien,
saber que había una luz encendida al final
del pasillo, tras la puerta cerrada,
y que bajo su círculo, alguien me amaba.
Quería que alguien me sacara a bailar.
Necesitaba
que alguien saliera a buscarme el día
que no tuviera fuerzas para volver sola a casa.
Hoy
Vivo en una casa sin pasillos,
bailo sola por las mañanas
(y también algunas tardes).
Y sé que aunque tardase el resto de mi vida,
sabría regresar a casa
desde cualquier lugar del mundo.

.........

Resulta que los demás no sólo nos piensan,
sino que también nos sueñan.
Sin pedirnos permiso,
sin pagarnos derechos,
sin que nuestras indignadas protestas
-« ¡Pero YO no soy así!»-
sirvan de nada.
Habrá que acostumbrarse, entonces,
a convivir con nuestros hologramas
y a que hagan con ellos lo que les plazca.
Mientras seguimos intentando ser,
calladamente, con tenacidad,
nosotros mismos.


4 comentarios:

Isabel Romana dijo...

Maravillosos poemas, zoe. Me han parecido frescos y verdaderos, lo que no es poco. No conocía yo tampoco a esa poetisa. Y veo que tienes ilusiones y, sobre todo, objetivos para este año. Auguro que los conseguirás. Por mi parte, decirte que ando tocada de la espalda. Tenía un pinzamiento y ahora una lumbalgia, pero no sé, está tardando mucho en solucionarse. El caso es que no puedo estar mucho rato sentada en el ordenador, se me carga la espalda enseguida y me pongo fatal, así que estoy limitándome un poco a colgar post (eso sí que no lo quiero abandonar por nada) y a ir haciendo algunas visitas. Espero que pronto se arregle, pero temo que aún tarde algunas semanas. Bueno querida, feliz año y hasta pronto. Besazos

Terpsícore dijo...

Espero pues, que esos propósitos de 2007 se cumplan y que tengas empeño en conseguir tu "objetivos". Ánimo y, sobretodo, a seguir escribiendo.
un saludo!

Zoe Favole dijo...

Hola Isabel!!! Muchas gracias por pasarte por aquí a leerme a pesar de todo. Lo lamento muchísimo, ya me imaginaba, dado tu ausencia, que sería algo más que un resfriado... Espero que te pongas bien lo antes posible porque se te extaña mucho (a pesar de que no nos dejes completamente solos y sigas regalándonos tus hermosas historias) así que envio para ello mis mejores deseos. Un besazo enorme y cuídate - y que te cuiden y mimen - muchísimo. Feliz año para ti también y que las cosas mejoren pronto.

Zoe Favole dijo...

Terpsícore, muchas gracias de nuevo por tu visita!! Seguro que con vuestros deseos y vuestra presencia, los objetivos me serán más fácilmente alcanzables. Y sobre todo me será más hermoso escribir al poder compartirlo con gente como tú!! Besos!!!!